MINISTRO (S) DE DEFENSA DESTACÓ LABOR DE LAS FF.AA. EN COMBATE A INCENDIOS EN QUILPUÉ.

Cristián De la Maza aseguró que la participación de casi 200 efectivos de la Armada y el Ejército, más el apoyo logístico con aviones, helicópteros y camiones fue clave para controlar la grave tragedia que quemó 4.200 hectáreas.

El Ministro subrogante de Defensa Nacional, Cristián De la Maza, se trasladó a la base aeronaval de Concón junto al Subjefe del Estado Mayor Conjunto, General de Aviación Jean Pierre Desgroux, para agradecer a los efectivos de las Fuerzas Armadas su destacada labor en el combate a los incendios que afectaron a las comunas de Quilpué y Valparaíso.

El amplio despliegue de casi 200 efectivos de la Armada y del Ejército, más el apoyo de la Fuerza Aérea, fue clave para superar esta tragedia que quemó 4.200 hectáreas de pastizal, matorral, eucaliptus y arbolado nativo en las comunas de Quilpué y Valparaíso, dejando 11 personas damnificadas, 6 viviendas destruidas y la evacuación preventiva de miles de familias.

“A nombre del Gobierno de Chile, del Ministerio de Defensa Nacional y a título personal, les quiero agradecer a todos y a cada uno de ustedes por la abnegada y eficiente labor desplegada en el reciente incendio de Quilpué”, dijo la autoridad de Defensa.

De la Maza aseguró que “todos hemos sido testigos del enorme arrojo y valor de quienes participaron en combatir las llamas y auxiliar a la comunidad, y quiero destacar también el apoyo logístico de helicópteros, avión de vigilancia aeromarítima, camiones, ambulancia y personal de asistencia médica que se desplegaron en esta misión”.

El apoyo de la Marina

El Ministro (s) detalló que durante esta temporada estival, la Armada dispondrá de 126 brigadistas distribuidos en 6 brigadas y dos helicópteros con “Bambi Bucket”, con capacidad de 700 litros cada uno.

El Teniente Segundo Cristóbal Balmelli, Oficial a cargo de la BRIFAR, comentó que “durante la emergencia nuestra labor fue el apoyo humanitario y, principalmente, el evacuar al personal damnificado que se encontraba en la zona. Como personal de las Fuerzas Armadas nosotros nos sentimos llenos de orgullo y satisfacción al haber ayudado a la comunidad”.

Por su parte, el Capitán de Corbeta Francisco Ferrada, Comandante de la aeronave Casa-295” explicó que “nos encomendaron la tarea de ir a verificar los focos de incendio que estaban en el sector de Quilpué, Villa Alemana y Peñuelas, para determinar el avance del fuego y entregar la información a CONAF”.

Fue el Comandante en Jefe de la Primera Zona Naval, Contraalmirante Ramiro Navajas, quien se refirió a las características del avión de exploración aeromarítima que apoyó la emergencia. “Con él nosotros resguardamos nuestra Zona Económica Exclusiva, pero tiene una gran tecnología incorporada que le permite adquirir un uso dual, ya que en este caso nos permitió detectar los puntos calientes y esa información entregársela al personal de Conaf con el objetivo de que ellos planificaran la estrategia para apagar el incendio”.

También mencionó que “durante la emergencia participaron las brigadas forestales de la Armada y del Ejército, más la Infantería de Marina y Personal Naval, brindando apoyo humanitario, evacuando a una gran cantidad de familias que estaban amenazadas por las llamas. Además, se montó una carpa y una enfermería de campaña donde se atendió a personas que llegaron con dificultades respiratorias por el humo”.

Finalmente, fue la Base Aeronaval la que contribuyó en el tren logístico aéreo, debido que todos los aviones dromedarios que estaban atacando el incendio, aterrizaban ahí, cargaban combustible y agua, para luego volver a despegar.

 

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.