ARMADA REALIZÓ DESPEDIDA A OFICIALES SUPERIORES QUE SE ACOGIERON A RETIRO.

Viña del Mar. Con una ceremonia realizada en el Campus Hyatt de la Academia Politécnica Naval, durante la tarde del martes 03 de diciembre, fueron despedidos los 24 Oficiales Superiores que se acogen a retiro con 30 o más años de servicio en la Institución.

La actividad, realizada a las 18:30 horas, fue presidida por el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Julio Leiva y contó con la presencia del Alto Mando Naval, con sus respectivas señoras; familiares y amigos de los Oficiales que dejaron la Institución.

Durante la ocasión, el Director General del Personal de la Armada, Vicealmirante Ricardo Marcos, realizó un discurso de despedida y agradecimiento por parte de la Institución; en el cual señaló: “Han sido largos años  de una carrera demandante y exigente, dedicada a algo tan trascendente y noble como es servir a la Patria. No se cansen de contarle a sus amigos, a sus hijos, nietos y conocidos, que se dedicaron por más de 30 años a tareas tan relevantes para Chile como hacer soberanía en lugares remotos como Puerto Williams; que  frecuentemente unieron a Chile por mar, llevando a localidades aisladas la necesaria asistencia médica, y un sinnúmero de apoyos que requerían sus habitantes; que muchas veces debieron dejar súbitamente una reunión familiar o el calor del hogar, para ir en auxilio de personas que se encontraban desaparecidas o en riesgo, salvaguardando la vida humana en el mar mediante rescates donde quedó en evidencia no sólo sus habilidades profesionales sino que también la templanza y valor de sus acciones……”.

A continuación, el Almirante Leiva junto a su señora Marcela Larrañaga de Leiva hizo entrega de presentes recordatorios a los Oficiales acogidos a retiro y a sus respectivas esposas.

Posteriormente, en representación de los Oficiales acogidos a retiro, el Capitán de Navío Aníbal Rojas, realizó un discurso de despedida en el que señaló: “Camaradas de armas hoy  recalamos a puerto base, la hora de jubilarse es quizás la etapa más esperada y temida en la  vida de una persona porque presenta incertidumbres, pero también abre muchas oportunidades; hoy debemos terminar nuestra carrera naval orgullosos del deber cumplido, hoy comenzamos a vivir una nueva etapa de nuestras vidas donde podremos retribuir a nuestras familias las ausencias producto del servicio entregado a nuestra querida armada:   navegaciones, guardias y comisiones que nos hicieron estar ausentes quizás en varios hitos   importantes de nuestra vida familiar. Como ya lo mencioné, es el momento de agradecer a nuestras esposas, hijos y padres por la comprensión y apoyo prestado durante estos largos años de carrera, apoyo que permitió a cada uno de nosotros  cumplir con las exigencias de una vocación de servicio que demanda una entrega incondicional 24/7”.

 

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.