APOLINAV INAUGURÓ LABORATORIO “CANAL DE PRUEBA”.

Viña del Mar. El jueves 29 de octubre, el Director de la Academia Politécnica Naval, Capitán de Navío Pablo Cifuentes, acompañado por los Subdirectores Académico y Administrativo, Capitán de Navío René Urrutia y el Capitán de Fragata Allan Trincado, respectivamente, además, del Decano del Plantel de Educación Superior, Capitán de Navío (R.) Miguel Vásquez, inauguraron el laboratorio denominado “Canal de Prueba”.

En términos generales, un Laboratorio o Canal de Ensayos Hidrodinámicos (Canal de Prueba), es una instalación que consiste en una piscina, generalmente rectangular y varias veces más larga que ancha, en la que se remolcan modelos a escala de embarcaciones con un determinado calado y velocidad, para luego, medir parámetros como resistencia al avance, asiento, guiñada y/o escora, por ejemplo. A partir de esos datos, se pueden extrapolar las características que tendrá la nave de tamaño real.

En este contexto, es que en el año 2018, en el marco del llamado a postulación a los Fondos Concursables del MINEDUC, la Academia Politécnica Naval se adjudicó recursos por un monto de $8.505.000 para desarrollar el proyecto titulado “Implementación de un laboratorio autosustentable de ensayos hidrodinámicos para la docencia e investigación en el ámbito Marítimo”, cuya finalidad es fortalecer los conceptos teóricos que se imparten en el aula, particularmente lo relacionado con las áreas de Arquitectura e Ingeniería Naval a través de una instancia práctica que beneficie tanto al alumno como al docente, permitiendo la verificación empírica del contenido teórico.

El laboratorio de ensayos hidrodinámicos comenzó con la etapa de diseño de todos los subsistemas que lo componen en el año 2019, a cargo de Teniente Segundo, Ingeniero Eléctrico Francisco Jeldres, continuando con la etapa de desarrollo y construcción, a cargo de la Teniente Segundo Litoral Daniela Carrasco, con su Profesor Guía, Capitán de Fragata (R.) Christian Werner.

El Canal de Pruebas diseñado consistió en un estanque de agua de forma rectangular con una profundidad de 0,8 [m] de nivel de agua, en cuya parte superior, un riel arrastra un modelo a escala de un artefacto naval. De esta forma, se logra medir, a través de una serie de sensores e instrumentos, los principales fenómenos hidrodinámicos producidos sobre el cuerpo.

El objetivo principal del Canal implementado es medir la resistencia al avance de una embarcación, cuya relevancia es fundamental dado que ésta, ya sea completa o parcialmente sumergida, que se desplaza en un fluido experimenta fuerzas que se oponen a este movimiento. Estas fuerzas, que para el caso de un buque provienen del agua y del aire, ejercen una resistencia al avance cuya magnitud dependerá de diversos factores como la forma del buque, la velocidad, la densidad, temperatura y viscosidad del fluido, entre otros.

La implementación de este Canal de Prueba contribuye a fomentar  dentro del alumnado de la Academia Politécnica naval el interés en el ámbito de la construcción naval.

Asimismo, fomenta  la necesidad de seguir avanzando e incursionando en el diseño de embarcaciones y estudio de los modelos matemáticos que permiten predecir el comportamiento en el mar de dichos artefactos navales. En esa línea, es que los países más avanzados en esta área recurren, mayoritariamente, a Canales de Ensayos Hidrodinámicos para investigar y profundizar los conocimientos técnicos relativos al diseño, rendimiento y eficiencia de los cascos, plantas propulsoras, maniobrabilidad, entre otras características.

¿Cómo Funciona?

Durante el desarrollo de un ensayo, el Carro partirá desde el reposo hasta alcanzar la velocidad constante ajustada. En este proceso, se enviará el muestreo de datos de forma discreta a una página web. A partir de estos datos, el Sistema de Adquisición de datos calculará un promedio, el que será considerado como la resistencia al avance en ese ensayo en particular. La resistencia al avance, medida en kilogramos, representa la oposición al movimiento que el agua le imprime al casco a un determinado calado, velocidad y temperatura del agua.

Determinadas ecuaciones matemáticas permiten escalar la resistencia al avance del modelo obtenido en el ensayo hidrodinámico, a la correspondiente de la embarcación real. De esta forma, se puede estimar la planta propulsora de la embarcación.

Por otra parte, se deja abierta la posibilidad de incorporar otros elementos que permitan implementar experimentos de otra índole; ejemplo de ello, son ensayos con generación de olas sobre modelos a escala, estudios del impacto de las mareas en las costas, cauces de agua en obras civiles o generación de energía undimotriz.

Al finalizar la inauguración y presenciar una demostración del funcionamiento del Canal de Prueba, el Comandante Cifuentes expresó sentirse orgulloso de este logro, felicitando a los alumnos que encaminaron este gran desafío y que hoy, a través de la Teniente Carrasco, se hace realidad, e instó a los presentes, a darle un buen uso a esta nueva instalación que le otorga nuevas capacidades a la enseñanza para los alumnos en la A.P.N.

 

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.