APOLINAV CELEBRÓ EL 141° ANIVERSARIO DE LA BATALLA NAVAL DE ANGAMOS Y DÍA DEL SUBOFICIAL MAYOR DE LA ARMADA.

Viña del Mar. En el salón Hyatt de la Academia Politécnica Naval, el jueves 8 de octubre, se realizó la Ceremonia Militar interna, en conmemoración del Centésimo Cuadragésimo Primer Aniversario de la Batalla Naval de Angamos y día del Suboficial Mayor de la Armada, oportunidad en la que se impusieron condecoraciones.

La ceremonia que comenzó con el Himno Nacional, fue presidida por el Director del Plantel de Educación Superior, Capitán de Navío Pablo Cifuentes, acompañado por los Subdirectores  Académico y Administrativo y Suboficiales Mayores, actividad que contó con todos los resguardos necesarios de sanitización por la situación de la pandemia.

A continuación, se realizó la Imposición de condecoraciones  “Gran Cruz de Servicio a Bordo para Gente de Mar”, en reconocimiento a 14 años de servicios a bordo de Unidades, a los Sargentos Primero Rolando Castillo y Alonso Luengo, quienes fueron saludados y felicitados por el Subdirector Administrativo (S.) Capitán de Fragata Allan Trincado.

Luego, el Subdirector Académico, Capitán de Navío René Urrutia condecoró con la “Cruz de Servicio Autoridad Marítima de Primera Clase”, al Capitán de Corbeta Litoral Eugenio Bosque, en reconocimiento a la permanencia por 10 años de servicios efectivos como dotación de Alcaldías de Mar, Capitanías de Puerto o Gobernaciones Marítimas de la Armada de Chile.

Acto seguido, el Comandante Cifuentes condecoró al Suboficial Mayor Daniel Montoya con la medalla al “Gran Mérito Armada de Chile”, condecoración que destaca y reconoce una carrera ejemplar, haber cumplido 34 años de servicio y ostentar el grado más alto en el Escalafón de Gente de Mar; asimismo, lo felicitó, por su entrega, ejemplo y enseñanza.

Para finalizar la ceremonia, el Director de la APOLINAV hizo uso de la palabra en donde reflexionó acerca de la importancia decisiva para el control del mar que tuvo la Batalla de Angamos en la Guerra del Pacifico y manifestó  sentirse muy contento y orgulloso del trabajo sobresaliente y abnegación de la labor del personal que fue galardonado, en especial, a quienes ostentan en su bocamanga la estrella y el galón doble ancho, ejemplo de dedicación a los jóvenes marinos de lo que es un verdadero hombre de mar.

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.