ALUMNOS DE LA APOLINAV EN PEREGRINACIÓN AL SANTUARIO DE TERESITA DE LOS ANDES.

Viña del Mar, sábado 20 de octubre, bajo el lema “La Santidad de Cristo es mi vocación a vivir”, a cargo del Teniente Segundo Diego Silva Andrade, una delegación de Marineros, Soldados y Grumetes, alumnos de la Academia Politécnica Naval, que integran el Grupo Pastoral “Apolinav en Betania” y Catequesis, se trasladaron hasta la localidad cordillerana de Auco, con el propósito de participar en la Vigésima Octava Peregrinación Juvenil 2018, desde Chacabuco hasta Los Andes, actividad organizada por Vicaría de la Esperanza Joven, del Arzobispado de Santiago.

Son 27 kilómetros que los peregrinos fueron invitados a mirar el testimonio de fe de Santa Teresita, que simboliza la entrega, ternura y cercanía de DIOS a través de la oración, especialmente por los más pobres y necesitados, y por la conversión de la Iglesia, debieron caminar por ese fastuoso valle, esperanzados en que junto a la figura de esta Santa chilena, se fomente el sentido de sociedad que se quiere construir, tarea a la que todos estamos llamados.

Un momento sobrecogedor es cuando la delegación Naval, se reúne con sus camaradas de armas, dirigida por el Diácono Jaime Muñoz Sepúlveda, correspondiente a la 5° Estación, “Santa es quien trabaja por la Paz y la Justicia”, a cargo del Obispado Castrense de Chile, quienes prestan el servicio espiritual a las Fuerzas Armadas y Carabineros, de manera especial, a los jóvenes que integran sus filas y villas militares.

Continuando el recorrido, cabe mencionar que en todas las estaciones se apreció a los jóvenes con alegría, incitando a sumarse a las alabanzas y hermosos cantos de amor y entrega.

La peregrinación finalizó a las 16.00 horas, con la celebración de la Eucaristía Solemne presidida por el Padre Jaime Ortiz de Lazcano, Administrador Apostólico de San Felipe, y Vicario Judicial de la Iglesia de Santiago quien manifestó: “Es el momento más que nunca del testimonio y para eso ustedes, los jóvenes, son el futuro de la Iglesia”.

Al término de la Misa, los peregrinos recibieron, a través de un video, un emotivo mensaje del Papa Francisco, donde les dijo: -¡Gracias por este testimonio!… no dejen de hacer crecer su fe cristiana”, despertando los aplausos y cánticos de los miles de asistentes.

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.