CURSO DE GRUMETES 1987 CONMEMORA 30 AÑOS DE INGRESO AL CUERPO DE INFANTERÍA DE MARINA.

Viña del Mar, sábado 24 de junio. En el patio principal del Campus Charles de la Academia Politécnica Naval, se presentó el Curso de Grumetes Infantes de Marina año 1987, con motivo de celebrar sus 30 años de ingreso a la Armada. La ceremonia fue presidida por el Jefe de la Escuela de Infantería de Marina del Comandante Jaime Charles, Teniente Primero Infante de Marina César Meneses Rojas, acompañado del Condestable Mayor, Suboficial Mayor Infante de Marina Luis Atenas Vicencio.

El discurso alusivo estuvo a cargo del Suboficial Mayor Infante de Marina Iván Ramírez Santibáñez, quien expresó: “Hemos llegado a la Escuela de la cual nos enorgullece formar parte porque se caracteriza por entregar valores como la justicia, rectitud, prudencia, humidad y templanza. Con orgullo, los Infantes de Marina de la Generación 1987, han regresado, después de 30 años, al lugar donde se forjaron como soldados del mar, en aquellas aulas donde formaron su temple y sus virtudes de combate, las cuales fueron traspasadas de generación en generación, logrando mantener el espíritu y tradiciones fundamentales de un servidor de la Patria”, “Fortis Atque Fidelis”.

Posteriormente, en representación de la Escuela de Infantería de Marina, el Teniente Primero Infante de Marina Hernán Villarroel Meza, hizo uso de la palabra, felicitando la gran labor realizada expresando: “En el mes de febrero, hace un poco más de 30 años atrás, cruzaron por primera este portalón, un grupo de jóvenes algunos cuyas edades no alcanzaban a los 15 años, recién saliendo del seno materno, con una ilusión muy particular, la de alcanzar los conocimientos necesarios para para convertirse en guerreros anfibios, dispuestos a servir al país. Este grupo de civiles fueron guiados por un rudo, pero selecto equipo de Instructores, transformándose en verdaderos “cosacos”.

Las palabras del Teniente Villarroel fueron seguidas con la presentación de una placa recordatoria enmarcada como “Compañía de Grumetes IM Alfa 1986”, quedando en el muro, grabado a fuego, el nombre de los 50 jóvenes que fueron instruidos, en ese patio austero, donde los años podrán borrar esas letras, pero nunca la de sus corazones, pues a pesar de las distancias y circunstancias, siempre seguirán siendo “Infantes de Marina”.

Contáctenos

Envíenos un mensaje y tomaremos contacto con usted.